• milpelotas@hotmail.com

Leyes, cuentos y web

En junio del año pasado, en la CDMX, tras ser notificada de que había perdido la custodia de sus hijos, Mireya de 38 años se suicidó y envenenó a sus tres vástagos (de 10, ocho, y seis años de edad) y al abuelo de 70 años de edad, según reportes periodísticos.

La mujer, a través de acusaciones de abuso sexual contra los niños y violencia doméstica, había logrado evitar que el padre (Leopoldo) los viera; no obstante este demostró que todo era mentira y en cambio había ocurrido “alienación parental”, es decir: los niños fueron inducidos a temerle. Así pudo recuperar la custodia de sus hijos, pero fue demasiado tarde, pues Mireya decidió matarlos.

En un intento por frenar esta situación, el año pasado se derogó el artículo 323 septimus del Código Civil de la Ciudad de México, con lo cual se eliminó el término “alienación parental” para evitar que fuese usada como pretexto para separar a una madre o padre de sus hijos.

De acuerdo con la abogada Medrano Castro, especialista en Derecho Parlamentario, “se trató de una decisión más política que de respeto al interés superior de la infancia. Sin embargo, esta modificación ha sido muy controvertida, pues la manipulación de los hijos por parte de los padres es una práctica continua y peligrosa”, explica la maestra Medrano quien, en cambio, encuentra un avance importante en lograr que en la próxima Constitución de la CDMX se considere la convivencia familiar un derecho humano, sembrando el precedente para reproducirlo en toda la República.

Los padres y madres que han sido separados de sus hijos también han comenzado a dar pasos importantes. Uno de estos casos es el de Julio Jiménez, padre de Nataly, quien se dio cuenta que como él, miles de padres y madres estaban en una situación similar. Para ayudarlos creó el portal www.pelotas.publireyes.com donde pueden registrar sus casos, con la finalidad de crear un registro estadístico confiable a nivel nacional y evidenciar ante las autoridades la necesidad de atender estas demandas y generar un movimiento coordinado que garantice un cambio constructivo en los marcos jurídicos. “El siguiente paso será crear una app para que los padres puedan estar en contacto, apoyarse o compartir información”, dice Jiménez.

Víctor Lennin Morales formó en 2010 un grupo de psicólogos expertos denominado La buena relación, para ayudar a padres e hijos en situaciones similares no sólo a su recuperación emocional, sino en el peritaje ante tribunales. Además ha hecho las investigaciones para establecer la noción de “rapto parental”, concepto que engloba la sustracción del menor por un padre, y el daño emocional que esto ocasiona; término que busca sea incorporado a la legislación para prevenir y castigar este tipo de delito.

Yadira Herrera Ávila 29/11/2018

Hola, ami me arrancaron a mis chiquitos, por una mentira y tráfico de influencias por parte de la hermana del papá de mis hijos, ella trabaja en el TSJ del estado de Morelos y bajo amenazas y dinero a diversos funcionarios, me quitaron a mis niños de 9 y 5 años

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Name *
Email *
Website
Comments *