• milpelotas@hotmail.com

Niños Rotos

“A mis hermanos y a mí nos destrozó escuchar a mi madre decir que mi padre no pasaría por nosotros. De inmediato le llamé para preguntarle y me dijo que no podía ir porque el juez se lo prohibió. Fue hasta un año después que pudimos verlo, año en el que continuamente faltábamos a la escuela para acudir a los juzgados donde esperábamos por horas a ser atendidos por psicólogos que no paraban de hacernos pruebas. Hoy sé que mi mamá acusó a mi papá de violencia intrafamiliar, algo que jamás ocurrió”, narra Omar, hoy de 17 años de edad quien junto con su hermano Anuar de 12 años, enfrentan su propio proceso legal pues quieren irse a vivir con su padre, pero las autoridades solicitan más pruebas psicológicas para demostrar que su petición es genuina.

Explica el psicólogo Víctor Lennin Morales Navarro, uno de los padres afectados por este tipo de conflictos y quien a partir de su propia experiencia se ha especializado en terapia psicoparental, que los niños a quienes se les impide ver a sus padres se perciben abandonados, sentimiento que de no trabajarse en terapia los acompañará toda la vida. “Pueden repetir este patrón y buscar, inconscientemente, personas que los abandonarán o negarse a relaciones afectivas para no ser abandonados”.

Asimismo, indica, se viven “rotos”, pues la falta de un padre impide que conozcan sus raíces. Se sienten vulnerables, poseen baja autoestima y pueden ser blanco fácil de abusadores.

“Si se les hace mentir entenderán que esto es lícito y lo harán toda la vida. Pero cuando son grandes y se dan cuenta que fueron víctimas de manipulación y que su mentira afectó la reputación del padre ausente, la culpa los perseguirá”, añade Lennin Morales.

“Otro daño importante es el educativo, pues algunos padres, para evitar que sus hijos sean localizados, los cambian continuamente de escuela, afectando su rendimiento académico o incluso provocando rezago escolar”, afirma la abogada Medrano, quien actualmente trabaja en generar un marco jurídico de blindaje a la educación, para que desde las escuelas se pueda dar seguimiento a los niños que viven un conflicto familiar y denuncien ante la Secretaría de Educación y ante el Ministerio Público el daño psicoemocional, físico y educativo.

Perfil del padre alienante

  • Narcisista: sólo piensa en sí mismo.
  • Iracundo y arrebatado.
  • Percibe el mundo dicotómico: blanco o negro, bueno o malo.
  • Transgresor de la ley.

Fuente: Psicólogo Víctor Lennin

14/ mayo / 2018

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Name *
Email *
Website
Comments *