Convención de los Derechos del Niño

Convención de los Derechos del Niño

Convención sobre los derechos del niño. Una artículo de Rocío Medrano

Reflexionar en la Convención de los Derechos del Niño, no sólo me genera interés, sino decepción…

…resulta frustrante que México la suscribió en 1989, y hoy tenemos el deshonroso número uno en maltrato infantil y adolescente, Hay que agregar a las víctimas de violencia institucional debido a la mala impartición de Justicia, inadmisible e inaceptable pero real.

Es decir a 30 años de la firma de la Convención de los Derechos del Niño y su ratificación por el Estado Mexicano,  la lectura es que a todo lo relacionado con niñas, niños y adolescentes llegamos tarde.

Sobresale la desidia traducida en falta de compromisos reales y política pública eficiente. Con la desafortunada evidencia de buenos deseos en fotografías de quienes ocupan el cargo en  turno y discursos elocuentes con nulos resultados.

Veintidós años después se incorporarían en el 2011 los Derechos Humanos a nuestra Constitución. Plasmar en ley el Derecho a la no discriminación de las personas y el que se vea reflejado en sus marcos jurídicos y en la vida diaria marcaba un cambio de paradigma y un avance a nivel internacional.

El mismo año, meses después, se da la incorporación al artículo 4o constitucional del principio del Interés Superior del Niño; en el 2015 celebraríamos la Ley General de Derechos de niñas, niños y adolescentes, con el gran avance del reconocimiento a sus personas como sujetos de derechos.

En ésta línea de tiempo uno se preguntaría: ¿Porqué sí en la Carta de las Naciones Unidas han quedado plasmados todos los derechos para todas las personas, surge la necesidad  de rangos específicos de población en los Tratados y Convenciones Internacionales qué  demandan su especificidad en la práctica con sectores de la población que continúan siendo in visibilizados y marginados como las niñas, niños y adolescentes? 

La respuesta es, precisamente porque se necesita especificarlos  para trabajar en los rangos necesarios de esa población para visibilizar su desarrollo apegado a Derechos Humanos y lograr que los Estados trabajen en la Política Pública adecuada que haga vida sus derechos fundamentales.

Así nacería la Convención del Niño en 1989, con el reconocimiento de los Derechos Humanos de niñas, niños y adolescente y su amplia gama de derechos como: la salud, el cuidado, la libertad, la alimentación, la educación, el ser escuchado ante autoridad competente y conocer cuando son parte de un juicio, crecer en familia, el derecho a convivir con su padre y madre, entre otros.

La ciudadanía debe saber entonces que, al no encontrar respuestas eficientes en sus Estados Nación y al agotar las instancias jurídicas internas,  tienen todo el derecho a escalar las instancias jurídicas internacionales, ante las flagrantes y devastadoras violaciones de derechos humanos de niñas, niños y adolescentes a lo largo y ancho del país.

Ante la falta de sensibilidad de las autoridades, me niego a normalizar que el único camino y vía accesible sea la calle y  encontrar a gente casi suplicando ver a sus hijos e hijas, con pancartas, cartulinas, con pelotas de colores escritas con el número de días que no les han visto a  las afueras de los  Tribunales Familiares; cuando el Derecho de Convivencia es de las niñas, niños y adolescentes. 

Este fenómeno social nos habla de muchas carencias  y lo principal de sobrada violencia institucional normalizada lo cual es gravísimo. Es imperativo un cambio de timón, las niñas, niños y adolescentes no pueden resistir más brutalidad y torpeza, hacia sus pequeñas personitas hoy el mundo entero lo mira, lo reclama y demanda no más injusticia para con niñas, niños y adolescentes, queremos y demandamos justicia para éste sector poblacional, hoy la deuda es elevada y la factura nos la han pasado a cobrar ya.

Mtra. Rocío Medrano

Especialista en Derecho Familiar

1000Pelotasparati

Rocío Medrano
Abogada y activista con basta experiencia en Derecho Familiar - Alienación Parental

Suspendisse ultricies ultrices viverra. Morbi rhoncus laoreet tincidunt mauris interdum convallis metus suspendiss lacus est.

4 Comments

Beatriz Mendivil

Muy buen artículo Roció
Felicidades!

    Anónimo

    Beatriz, gracias por tú interés! RM

Manuel Bucio Godinez

Mi hija fue sustraida 3 veces las cuales se le notifico a la juez NUNCA hicieron nada , gaste mucho dinero y perdi mi trabajo mi hija fur maltratada y recibia escasos alimentos tambien fye puesta a trabajar.

    Rocio

    Del maltrato y puesta a trabajar denunciaste?
    Se persigue de oficio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.