Trabajo prematuro e interferencia parental

Trabajo prematuro e interferencia parental

El trabajo prematuro de niñas, niños y adolescentes ante la Interferencia Parental es uno de los daños directos a sus personas en conflictos parentales, poco atendidos y documentados en estadísticas, pero obvios a la vista de la sociedad. Temas que las legislaturas locales y federales a iniciar  deben  tenerlo en sus  agendas.

El 2021, ha sido el año que la OIT y UNICEF, escogieron para visibilizar y erradicar el trabajo infantil y adolescente   conmemorándose el pasado 12 de junio. 

México, ratifico el Convenio 182 sobre las peores formas de trabajo infantil. Tiene lugar en un momento en el que la crisis por Covid19, amenaza con revertir largos años de avances para afrontar el problema de los niños en situación de trabajo infantil.

El número de niñas, niños y adolescentes que trabajan para cubrir necesidades de sobrevivencia y aportar al sustento para sus hogares es muy alto.  Se consideran niños trabajadores, cuando demasiado jóvenes trabajan o participan en actividades peligrosas que  comprometen su desarrollo físico, mental, social o educativo.

Tristemente UNICEF reporta que en países menos desarrollados se detecta que…

1 de cada 4 de edades de entre 5 a 17 años están realizando trabajos perjudiciales para su desarrollo, cifra alta, equivale al 5%. 

Se resalta a los más “vulnerables”, psico emocionalmente con vidas judicializadas. Documentado tenemos el alto número que durante la pandemia no vieron a uno de sus progenitores. Quedan desprotegidos de un 50% de la parte que debiera vigilarlos. 

Destacamos también que ante los conflictos parentales y la merma económica en los hogares muchas niñas, niños y adolescentes, serán inducidos a trabajar prematuramente.  Recuerdo a los hermanitos que sustrajo él padre y los puso a lavar coches. La custodia se le otorgó a la  abuela.  Permitir su trabajo como sociedad  es violar a diario las leyes  en la defensa de sus derechos, hoy  está prohibido. 

Según el caso anterior ya no únicamente se trató de incumplir una guarda y custodia por uno de los progenitores, sino de orillarlos a la mendicidad y a ser víctimas de  delitos. Niñas, niños y adolescentes  están expuestos a abusos de toda índole, a ser víctimas de trata de personas, particularmente  las niñas o víctimas de un sugar daddy. 

Documentado el caso de la adolescente con deseos de estudiar que ante los conflictos de los padres encontró refugio en un hombre mayor que acabo maltratándola.  Es imperativo buscar  oportunidades para brindarles una vida mejor salvaguardando derechos fundamentales salud, alimentación adecuada, educación, descanso, deporte cultura, recreación, amistades. 

La triada de juez, padre y madre, debe lograr acuerdos en su beneficio. Urgente revisar los marcos jurídicos y adecuarlos constantemente. Contar con jueces y personal de juzgados sensibles y preparados.  Padre y madre desde casa deben anteponer  los derechos de sus hijos e hijas.  Solo así evitaremos el inicio prematuro al trabajo y los riesgos que les implicaría. 

Prevenir y concientizar que hay niñas, niños y adolescentes que sufren de violencia y vulneración constante de sus Derechos Fundamentales, es un avance. Las Organizaciones de la Sociedad Civil son un puente esencial de comunicación y de fortalecimiento para enriquecer el trabajo que a los adultos nos toca realizar en su beneficio.

Hay sin duda mucho trabajo por hacer en prevención y la garantía sustantiva de una vida libre de violencias y conflictos parentales para niñas, niños y adolescentes.

La justicia no solamente es un concepto, debe ser una forma de vida.

Mtra. Rocío Medrano

Especialista en Derecho Familiar

1000Pelotasparati

Compártenos y que el mundo se entere!
Rocío Medrano
Abogada y activista con basta experiencia en Derecho Familiar - Alienación Parental

Suspendisse ultricies ultrices viverra. Morbi rhoncus laoreet tincidunt mauris interdum convallis metus suspendiss lacus est.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.